Medicina Nutrición Salud

TRATADO DE MICROBIOTA: ¿Una clave contra la desnutrición?

malnutricion

Un artículo de perspectiva en forma de revisión sugiere que la microbiota intestinal puede ser una clave fundamental para afrontar la desnutrición infantil y el retraso del crecimiento asociado. Casi 180 millones de niños en todo el mundo sufren este y otros riesgos de esta enfermedad y el deterioro cognitivo que conlleva. El microbioma intestinal aparece aquí como un objetivo clave para arreglar este retraso en el crecimiento. La combinación correcta de los microbios de hecho podría inclinar la balanza entre el retraso del crecimiento y un crecimiento normal y saludable, incluso en casos de una ingesta calórica inadecuada.

De los estudios realizados podemos destacar en particular el realizado por William Petri, Jr., un especialista en enfermedades infecciosas de la Universidad de Virginia, que pasó varios años en Bangladesh para supervisar la salud de los lactantes y para ver en los suplementos dietéticos la incapacidad para revertir los efectos negativos de una mala nutrición.

Otros estudios han sugerido que las bacterias intestinales pueden influir en la obesidad, y los investigadores ahora hacen la suposición de que también podría afectar a la respuesta de una persona frente al hambre. El Dr. Petri, y sus colegas en el Centro Internacional para la Investigación de Enfermedades Diarreicas en Bangladesh y el Dr. Jeffrey Gordon, un microbiólogo de la Universidad de Washington, recogen cada mes muestras de heces de niños sanos. Su estudio muestra que cuando estos niños se van a desarrollar “normalmente”, a continuación, cambia su microbiota intestinal, que no tenía las comunidades bacterianas apropiadas para su edad. En el caso de la desnutrición, explican los autores, la microbiota del niño es “inmadura”.

Otros estudios de recién nacidos en Malawi evidencian la influencia de estas comunidades microbianas en el crecimiento. Un estudio realizado en ratones modificado para ser privado de la microbiota limpia pero alimentados con la misma dieta que estos infantes, revela la asociación entre la desnutrición, microbioma “inmadura” y el retraso del crecimiento, el músculo y los huesos en el ratón, como en los niños pequeños.

Acerca del autor

Jose Luis

Escribe un comentario

Haz click aquí para comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Visítanos en Facebook